lunes, 8 de mayo de 2017

Tendenciera por el mundo XV: muestra sobre Lady Di en el palacio de Kensington

Como saben, esta sección se nutre del aporte de amig@s y seguidores del blog que cuando viajan y ven algo que les parece puede ser de interés para nuestro espacio lo registran y comparten con nosotr@s. 
En esta ocasión el regalo viene de la mano de Natalia, una amiga muy querida de quién he hablado acá mismo en ocasión de su boda, recuerdan? Bueno, ella acaba de visitar algunas ciudades europeas y estando en Londres se topó con la muestra sobre la moda que llevó Diana Spencer siendo princesa y luego de renunciar a su condición de tal a causa del divorcio. ¿La recorremos?



Cuando leí que la exposición en el Palacio de Kensignton coincidía con mi estancia en Londres supe que iba a visitarla. Aunque tenía 10 años cuando murió siempre sentí una gran admiración por su labor humanitaria. Sin dudas fue una mujer muy especial, pionera en utilizar su exposición para ayudar a los demás.


La muestra recorre la historia de Diana desde que fue presentada en sociedad hasta que se convirtió en un ícono de la moda. Al principio todos son colores claros y "atuendos correctos" pero cuando se van atravesando las habitaciones aparecen los colores oscuros, el terciopelo  y los bordados.












Entre los atuendos están el que usó en la visita a la Casa Blanca cuando bailó con John Travolta y el que llevó con un guante de cada color. 


Una de las primeras paredes muestra los bocetos enviados por los diseñadores y devueltos con los comentarios, escritos a mano, de Diana.  


No faltan las portadas de Vogue, Bazaar, o Vanity Fair que la tienen como protagonista.



Lo llamativo es que la exhibición logra captar la esencia de la princesa y su trabajo con los más necesitados a través de la moda.



Algunos datos curiosos

-El vestido largo de terciopelo verde tiene una marca a la atura de la rodilla izquierda, dicen que se debe a que el principe Williams se colgaba de su mamá y quedó la marca.


- Algunos espacios del palacio tienen un papel que decora las paredes con ilustraciones de la Princesa.



-Antes de ingresar al palacio se puede pasear por el jardín donde los trabajadores le rinden un homenaje. Algunos carteles cuentan que, durante el tiempo que vivió allí cambió las flores para que sean todas blancas y que era muy común verla hablando con los jardineros. Para recordarla en el aniversario de su muerte, los empleados plantaron una nueva especie blanca en su honor.



En lo personal me emocionó mucho la muestra porque la admiraba desde siempre

Creo que no es necesario agregar nada más a este registro que hizo Natalia, verdad? Tod@s sabemos cómo fue el principado de Diana, sus tristezas y padecimientos, el renacer que experimentó al divorciarse y el trágico final. Todo lo que vino después es parte de la leyenda de Lady Di y para mal o para bien de la familia real, eso ya forma parte del corazón del pueblo inglés y de quienes la amaron por su esencia y carisma más allá de la corona. 
Es impresionante ver cómo el liberarse de las ataduras de la familia Windsor se reflejó en su estilo -en las fotos que compartió Natalia eso es bien evidente- y sobre todo, en sus facciones. Las fotos que le realizara Mario Testino son fiel reflejo de ello; su cabello húmedo o despeinado y la sonrisa franca y distendida son algunos ejemplos. En ese momento, Diana era simplemente una mujer feliz...




Espero que les haya gustado este recorrido virtual por la muestra en Kesington Palace, aguardo sus comentarios y opiniones, como siempre. Me va a encantar leerlos. Si desean saber más sobre esta exhibición, click acá

Buen comienzo de semana, amig@s; besos!

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Me encantó este post Mati! Gracias a Natalia! Con ganas de ver más y en vivo, por ahora será virtual :)
besos
Ale

lestelita redelico dijo...

Bellisima! Siempre admire a Lady Di. Una perdida absurda, muy joven nos dejo. Bellisima, inteligente, sensible, una mujer a imitar! Besos y buen finde. Te extraño por mi blog, no me abandones jaja Beso

matichica dijo...

Gracias, Ale y Estelita por sus comentarios!
Me alegra que les haya gustado este homenaje a Diana; realmente una reina de corazones!

Besos a ambas y a quiénes leen en silencio -que son much@s-.

Buena semana :)